20.2 C
Córdoba
13 junio, 2024

Boca se prepara para Copa Libertadores: mientras espera por Cavani, potencia el plantel fronteras adentro


Ganó 13 de los últimos 15 puntos en la Liga y se acomodó en la zona de copas. Las razones del buen momento a partir de los cambios de Almirón.

El desafío internacional es el principal objetivo de Boca. Y más allá de que la coyuntura deportiva proponga rivales pesados como los brasileños, los hinchas exigen. Por eso la búsqueda del Consejo de Fútbol está enfocada en potenciar el plantel. A la espera de Edinson Cavani, la bomba del mercado de invierno, Jorge Almirón, mientras tanto, trabaja fronteras adentro para generar mejores condiciones para los futbolistas que actualmente tiene a su cargo. Y los resultados acompañan.

Boca ganó los últimos tres partidos del campeonato (Huracán, Gimnasia y Newell’s) y eliminó a Barracas Central de la Copa Argentina, también a bordo de un triunfo (2 a 1). Desde el mazazo en Mendoza (derrota 4 a 0 ante Godoy Cruz), sumó 13 puntos sobre 15 en disputa y escaló en la zona de copas continentales. Hubo un crecimiento en el rendimiento de las individualidades, en principal sostén azul y oro, y mejoró colectivamente. Con River campeón dos fechas antes, mantener la competitividad y ganar seguido hace más llevadero el tránsito hacia la llave con Nacional de Uruguay.

Almirón dejó claro en la conferencia de prensa posterior a la victoria ante Newell’s que necesita incorporaciones. “Llegaron pocos, pero seguro serán más y hasta que no se concreten no opinaré”, apuntó. ¿Fue un tiro por elevación para Juan Román Riquelme? Más bien, pareció una pintura de la realidad. Hasta ahora, el técnico sólo tiene a disposición a Jorman Campuzano, que volvió de su préstamo en el Giresunspor de Turquía y fue titular ante Barracas Central. Lucas Blondel y Lucas Janson, quienes llegaron de Tigre y Vélez, recién se sumarán al grupo esta semana y faltan algunos detalles para la llegada de Cavani.

Valentín Barco, pieza clave del nuevo Boca. Foto: Marcelo Carroll

Valentín Barco, pieza clave del nuevo Boca. Foto: Marcelo Carroll
“Hay gente que está trabajando en el club y los nombres que se manejan son importantes. La idea siempre fue potenciar al plantel para afrontar la cantidad de partidos que se vienen”, agregó el entrenador.

Almirón solo se limitó a describir a los flamantes jugadores: ”Blondel es un jugador muy técnico, con muy buena pegada, creo que nos va a aportar mucho. A Janson lo quise llevar a Lanús cuando dirigía allí. En Vélez tuvo un buen rendimiento y deberá adaptarse, pero la motivación que tiene es muy fuerte”.

¿Cuál es la razón del buen momento de Boca?

Hay puntos clave que tienen que ver con la confianza. El técnico habló de los resultados. También, utilizó nombres propios. Mencionó a Valentín Barco, a Cristian Medina y a Pol Fernández. Los tres fueron puntos altos contra los rosarinos. Y marcan, de alguna manera, un acierto de Almirón.

Barco era lateral izquierdo hasta que el técnico observó que tenía mayores posibilidades de rendir como volante o extremo. Un caso parecido al de Luis Advíncula. Y como entre sus características está jugar tanto hacia afuera como hacia adentro, libera a Frank Fabra.

Medina tenía un gol en su haber hasta la llegada de Almirón. Marcó tres en los últimos ocho días. Volante interno, también jugó como “5” cuando faltaron Alan Varela y Equi Fernández, y de enganche. Y pisa el área, claro. Por eso jugó los últimos 12 partidos.

Fernández, en tanto, asumió el rol de capitán. El técnico no sólo le pidió que alce la voz en el campo de juego; también, le agregó recuperación. “Hace relevos. Son cosas importantes para el equipo. Tiene calidad”, apuntó el entrenador.

Cristian Medina ofrece soluciones en el mediocampo. Foto: Marcelo Carroll

Cristian Medina ofrece soluciones en el mediocampo. Foto: Marcelo Carroll
La versatilidad táctica también es fundamental. Más allá de que Almirón pregona el equipo de memoria, aquel mandato de Alfio Basile cuando dirigía Boca, el esquema es flexible. El 4-3-3 que alguna vez lo caracterizó dio paso al 4-2-3-1 o 4-3-1-2 o 3-4-3, como el lunes ante Newell’s.

“Intento mantener el equipo para que agarren el funcionamiento, lo importante es que se repitan los jugadores. Venimos con muchos partidos seguidos y de un desgaste enorme frente a Barracas Central”, afirmó el entrenador.

De cara al partido con Independiente, el sábado en Avellaneda, está evaluando qué equipo parar. Algún cambio hará, está claro. Pero la idea que tiene Almirón es no perder la esencia. Por ese camino, su Boca empieza a tomar formar.

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS