10.8 C
Córdoba
16 junio, 2024

Gallardo se despidió de Al Ittihad con una dura derrota: Cristiano Ronaldo le metió un doblete y su equipo no jugará copas internacionales

En un lunes muy triste por la muerte de Juan Berros, el representante que tuvo a lo largo de toda su vida deportiva, Marcelo Gallardo se despidió de Al Ittihad con una dura derrota a manos de Al Nassr, que se impuso por 4-2 con un doblete del portugués Cristiano Ronaldo. De este modo, el club que manejó el Muñeco en los últimos meses quedó definitivamente al margen de todas las competiciones continentales de la próxima temporada.

Será una campaña en la que no estará Gallardo al frente del conjunto saudí, ya que el pasado 14 de mayo se le comunicó que no continuaría en el banco a causa de los malos resultados. De hecho, tras el partido, decidió no dar conferencia de prensa para salir lo más pronto posible rumbo a la Argentina para participar del último adiós a su amigo y manejador.

Al Ittihad no pudo romper la dinámica negativa en una jornada final a la que llegaba con la obligación de ganar para apurar sus opciones de disputar, al menos, la segunda competición asiática, la Liga de Campeones 2.

Todo lo contrario que el Al Nassr, que acudió a la cita con los deberes ya hechos. Los de Luis Castro tenían asegurada la segunda plaza y con la cabeza puesta en la final de Copa que disputará el próximo viernes contra el todopoderoso Al Hilal.

El hecho de no tener nada para perder -y tampoco nada para ganar más allá de los tres puntos- no mermó la voracidad de Cristiano Ronaldo, que tenía a tiro la posibilidad de añadir un nuevo récord a su lote de récords, el de mayor número de goles en una única temporada en la Liga Saudí.

Esa motivación fue suficiente para que el portugués, que cumplió en febrero 39 años, sacase a relucir su carácter competitivo ante un Al Ittihad que, pese a su necesidad de puntos, no pudo igualar nunca la intensidad de Cristiano.

Sin la presencia de su gran estrella, el exjugador francés del Real Madrod Karim Benzema, que no ha disputado ni un solo partido en el último mes aquejado de unas molestias musculares, Al Ittihad parece un equipo a la deriva.

Todo lo contrario que el Al Nassr, que de la mano de Cristiano Ronaldo dominó con claridad un encuentro en el que los locales no pudieron, sin embargo, adelantarse en el marcador hasta el final del primer tiempo.

Si Cristiano vio cómo el árbitro anuló por fuera de juego los dos primeros goles que logró, a la tercera nada pudo impedir que el atacante portugués firmase el tercer minuto de descuento el 1-0 al culminar con su habitual precisión un pase al vacío de Mohammed Al Fatil.

Un tanto que no aplacó el apetito goleador de Ronaldo, que tras provocar a los 21 minutos del complemento la expulsión del defensor visitante Suwailem Al Menhali firmó 180 segundos después el 2-0 al cabecear a la red un córner.

Ese gol le permitió a CR7 cerrar la temporada con un total de 35 goles, lo que supone un nuevo récord en la historia de la Liga saudí. Fue por eso su DT, Luis Castro, entendió que el máximo goleador de la historia del fútbol ya había cumplido su misión y lo sacó del terreno de juego antes de la media hora. Es el primer jugador, además, en ser el artillero top de cuatro ligas diferentes -también lo fue en España, Italia e Inglaterra-. “No persigo los récords, los récords me persiguen a mí”, dijo el luso.

El cambio impidió al ex Real Madrid participar en la locura en la que se convirtió el choque en un tramo final con cuatro goles, dos por bando, que no alcanzaron a maquillar el mal paso del Muñeco Gallardo en la tierra de los petrodólares.

Fuente: EFE

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS