20.3 C
Córdoba
14 junio, 2024

Por el salto del blue, la brecha volvió al 96%: aún está lejos de su máximo en abril


En la City esperan otras semanas de volatilidad cuando faltan cuatro semanas para las PASO.

Mientras el reloj corre y la fecha para pagarle al Fondo Monetario se acelera, la semana pasada ante la incertidumbre el mercado cambiario respondió con subas. Después de casi dos meses de relativa calma el dólar blue «se despertó» y en las últimas cinco ruedas saltó $30, lo que elevó la brecha con el dólar oficial al 96%.

En la City creen que si se concreta la promesa de Sergio Massa de cerrar el acuerdo con el organismo internacional, el panorama podría distenderse pero la cercanía a las PASO continuará sumando volatilidad. Pese a la suba de los últimos días, el precio del dólar en el mercado informal aún no ha vuelto a «zona de crisis», aunque la brecha podría ampliarse si en las próximas semanas no aparece una señal clara de que se cortó la sangría de reservas del Banco Central. 

La semana pasada el Central «compuso» por un lado su tenencia de dólares, al lograr comprar US$ 85 millones luego de sus intervenciones en el Mercado Único y Libre de cambios, pero erosionó aún más sus reservas, ya que acumuló ventas de más de US$ 3.900 millones en yuanes, lo que equivale a un resultado negativo de aproximadamente US$ 460 millones. .

«En lo que va de julio las intervenciones muestran un saldo negativo cercano a los U$S 946 millones, cerrando la primera quincena más deficitaria para el Banco Central desde septiembre de 2020″, advirtieron en la consultora Delphos al tiempo que hicieron una dura proyección: estiman que de mantenerse este ritmo de ventas, el organismo llegaría a las PASO con las reservas netas negativas, por debajo de los US$ 12.000 millones.

Justamente, en la debilidad de las reservas y las dudas sobre la capacidad de negociación de Sergio Massa con el Fondo es donde se inscribe la última tormenta cambiaria. Los analistas de la City coinciden que si bien también el último tramo hacia las primarias del 13 de agosto próximo pondrá presión extra sobre el dólar paralelo, el precio del billete aún se mantiene por detrás de otros momentos de turbulencia.

«Para agregar algo de perspectiva al nivel del CCL, en términos históricos y después desajustar por inflación, el dólar financiero debería estar alrededor de $550, el nivel al que nos referimos como el «nivel de tranquilidad macro», que representa un período en Argentina cuando el Banco Central acumulaba reservas con constantes superávit comerciales (más dólares) y el déficit fiscal estaba siendo abordado (menos pesos)», explicó Javier Casabal, de Adcap.

Sin ir más lejos, la brecha cambiaria, que el viernes volvió al 96%, se había disparado por encima del 114% en la útlima corrida contra el peso, en abril pasado. La perspectiva de la City es que, de seguir la volatilidad, puede volver a esos niveles.

«No lo descartaría. Más si tomamos en cuenta que la cantidad de pesos en función del CCL sigue estando alta«, dijo Pablo Repetto de Aurum Valores. «Quedan muy pocos dólares, hay ruido con el FMI y la emisión sigue siendo importante», señaló.

Por su parte, Claudio Caprarulo, de Analytica, apuntó: «La presión sobre la brecha va a ir al alza como vimos en los últimos días, el gobierno logró mantenerla estable en los últimos meses pero por cuestiones estacionales ahora se viene lo más complicado. La oferta de dólares va a ser menor y la demanda seguirá en ascenso».

«La respuesta del FMI ante el incumplimiento de las metas en el primer trimestre es clave, en particular para que no genere más incertidumbre. En el mejor escenario el gobierno logra desembolsos netos positivos para el resto del año y en el escenario base simplemente un “perdón” por el incumplimiento y continuar con el perfil de desembolsos pactado antes de conocerse los efectos de la sequía», resumió el economista.

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS