20.3 C
Córdoba
14 junio, 2024

Brian Cox, protagonista de «Succession», encabezó una protesta de actores contra la inteligencia artificial en Londres


Más de 160.000 actores de cine y televisión estadounidenses se declararon en huelga la semana pasada, sumándose al movimiento iniciado hace varias semanas por los guionistas, lo que provocó el primer cierre de la industria del entretenimiento en 63 años.

El escocés Brian Cox, protagonista de «Succession», encabezó este viernes una gran movilización con cientos de otros actores británicos en el centro de Londres para respaldar la huelga de sus colegas estadounidenses contra los recortes salariales y la amenaza de la inteligencia artificial.

Imelda Staunton («The Crown», «Harry Potter»), Simon Pegg («Misión: Imposible»), Hayley Atwell (Peggy Carter en la películas de Marvel) y Jim Carter («Downton Abbey») también participaron en la concentración en Leicester Square, el barrio de la capital con más cines emblemáticos.

Con banderas del sindicato británico de actores Equity, expresaron su solidaridad con su homólogo gremial estadounidense, el Screen Actors Guild (SAG-AFTRA).

Más de 160.000 actores de cine y televisión estadounidenses se declararon en huelga la semana pasada, sumándose al movimiento iniciado hace varias semanas por los guionistas, lo que provocó el primer cierre de la industria del entretenimiento en 63 años.

Imelda Staunton (

Imelda Staunton («The Crown», «Harry Potter»), Simon Pegg («Misión: Imposible»), Hayley Atwell (Peggy Carter en la películas de Marvel) y Jim Carter («Downton Abbey») también participaron. Foto Reuters
Con este paro buscan denunciar la caída de los salarios en la era del streaming y la amenaza que supone para sus puestos de trabajo la inteligencia artificial (IA).

En Londres, Cox, de 77 años, que interpreta al magnate de los medios de comunicación Logan Roy en la exitosa serie de HBO «Succession», declaró a la agencia AFP que el uso de la IA en la industria cinematográfica supone una amenaza «muy seria» a la que hay que poner freno.

«Vamos por una pendiente terrible (…) porque nuestra imagen (en pantalla) es muy fuerte y pueden tomar esas imágenes y hacer lo que quieran con nosotros», explicó, dirigiéndose a los productores. «No se les debería permitir hacer eso. Vamos a impedirlo», añadió.

Brian Cox lideró una protesta de actores británicos contra la inteligencia artificial. Foto Alberto Pezzali/Invision/AP

Brian Cox lideró una protesta de actores británicos contra la inteligencia artificial. Foto Alberto Pezzali/Invision/AP

Los escritores estadounidenses también se manifestaron contra la IA: «Que nos compensen»

La canadiense Margaret Atwood (autora de El cuento de la criada) y los estadounidenses Jonathan Franzen (Las Correcciones y Libertad) y Dan Brown (El Código Da Vinci), entre más de 9.000 escritores de Estados Unidos, publicaron una dura carta pública contra la Inteligencia Artificial, dirigida a los CEO de OpenAI, Meta, IBM o Microsoft. En ella reclaman una compensación económica por la utilización de sus textos como «comidas interminables». «Imitan y regurgitan nuestro lenguaje«, acusaron los autores.

«Es justo que nos compensen por utilizar nuestros escritos, sin los cuales la IA sería banal y extremadamente limitada», sostienen los firmantes de la carta. Aseguran que este desarrollo tecnológico debe su existencia a sus escritos: «Estas tecnologías imitan y regurgitan nuestro lenguaje, historias, estilo e ideas. Millones de libros, artículos, ensayos y poesías protegidos por derechos de autor proporcional el ‘alimento’ a los sistemas de IA, comidas interminables por la que no se nos ha pasado factura».

El reclamo, que se elevó a través de la organización The Author’s Guild, lleva la firma de reconocidos escritores estadounidenses: además de Atwood, Franzen y Brown, también la rubricaron Suzanne Collins (Los Juegos del Hambre), Nora Roberts, D.T. Max, Rick Atkinson y James Patterson. En total, hasta este miércoles, eran 9.194 los firmantes.

Los destinatarios son CEO de OpenAI, Meta, IBM o Microsoft, a quienes buscan alertar sobre los riesgos, trampas y atropellos de los programas de IA que estas empresas lanzaron en los últimos meses.

Los escritores reclaman que la IA -que permite clonar modelos de escritura ajenos- explota sus obras sin su consentimiento, sin respetar los derechos de autor y sin pagarles por eso.

Con información de agencias

DB

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS