16 C
Córdoba
21 junio, 2024

Mirtha & Susana, las divas del Martín Fierro que brillan por su ausencia: ¿están o no en la TV?

Firmes en sus primeras mesas, un lugar ganado a fuerza de trayectoria y de acuerdo de partes con APTRA, Mirtha Legrand y Susana Giménez fueron figuras casi excluyentes de la gran fiesta de los Martín Fierro, pero ninguna de las dos está haciendo televisión: una quiere y no puede, la otra puede y no quiere.

Mirtha no encuentra canal y Telefe quiere que Susana haga algo, pero ella ya aclaró que recién volverá el año que viene (no hace TV desde antes de la pandemia). ¿Por qué no se da en la conducción femenina el recambio generacional que sí se dio en los varones, con Guido Kaczka, Darío Barassi y Santiago del Moro como ejemplos?

Hay conductoras mas jóvenes, como Verónica Lozano o Mariana Fabbiani -que vuelve el próximo lunes, por la pantalla de América-, pero todas quedan como por debajo de las dos figuras emblemáticas que están sin estar.

Susana fue a la mesa de Mirtha, un clásico de todas las fiestas de APTRA: las dos tienen garantizada una mesa en la primera fila.

Susana fue a la mesa de Mirtha, un clásico de todas las fiestas de APTRA: las dos tienen garantizada una mesa en la primera fila.
De hecho, Mirtha estuvo apenas al aire el año pasado, lo suficiente como para que los miembros de la Asociación de Periodistas de Televisión y Radiofonía de la Argentina la votaran (y de sus dos ciclos, sólo condujo uno, La noche de Mirtha, porque los almuerzos quedaron en manos de su nieta, Juana Viale) para que integre la terna de mejor conductora, junto a Lozano, Carolina «Pampita» Ardohain (por El hotel de los famosos) y Georgina Barbarossa.

Hasta la propia Marcela Tinayre, hija de la Chiqui, creía que la estatuilla iba para Georgina, a la que le va muy bien con sus mañanas de A la Barbarossa y es quien eligió Telefe para «salir al toro» en reemplazo de Jey Mammón, desplazado de La peña de morfi por las acusaciones en su contra de abuso de un menor. Y se desenvuelve bien frente a cámaras seis días a la semana.

¿Se ganan o se merecen?

Se sabe que los premios suelen tener mucho de merecimiento y algo -a veces termina siendo lo decisivo- de caprichoso. Nadie se animaría a decir que esta distinción sea injusta o inmerecida, pero ¿alcanza sólo con ser Mirtha o Susana para ganar?

Susana y Mirtha se tiraron flores sobre el escenario, se saben divas y se sienten parte de la TV... pero ahora no están al aire.

Susana y Mirtha se tiraron flores sobre el escenario, se saben divas y se sienten parte de la TV… pero ahora no están al aire.
Está claro que cada entrega de APTRA distingue lo mejor del año anterior, y que en esta 51a edición hubo que remar para poder armar ternas competitivas, especialmente en el rubro de ficción. Y que durante semanas se habló de «la performance» que haría Susana en la fiesta y no hubo nada de eso.

Pero había que garantizar la presencia de los popes, más allá de lo que hayan hecho o no en el 2022. Sin embargo, uno de ellos, Marcelo Tinelli, podría haber ido ya que Canta conmigo ahora (El Trece) estaba nominado como big show y no fue, y también se lo podría haber ternado como conductor y no lo hicieron. Ni le inventaron un premio o una «performance» para seducirlo.

También es cierto que Susana está contratada por Telefe, el canal que transmitió la ceremonia del domingo, y que su figura tracciona, como tracciona la de Mirtha. A tal punto que, más allá de las quinientas veces -por poner un número- que Santiago del Moro le preguntaba desde el escenario a una y otra cómo estaban, la mayoría de los que subió a agradecer su premio las nombraba. Como una reverencia a sus majestades.

Pampita, nominada pero sin premio, detrás de  Mirtha y Susana. Un clásico: ella dos parecían ser las anfitrionas.

Pampita, nominada pero sin premio, detrás de Mirtha y Susana. Un clásico: ella dos parecían ser las anfitrionas.
Está bien, son dos emblemas de la TV argentina, pero este año brillan por su ausencia. A los 96 años, Mirtha está desesperada por volver, pero las negociaciones que lleva a cabo su nieto con diferentes canales no cierran y los meses pasan, y el 2023 ya entró en tiempo de descuento. Por lo pronto, a El Trece no vuelve.

Y Telefe no sabe qué hacer para que Susana vuelva a su pantalla, y ella lo estira: la otra noche, frente a los 600 invitados, reconoció que piensa su regreso para el 2024.

Cumbre de divas

Antes de subir a recibir su premio como conductora, Mirtha fue convocada por APTRA para entregarle a Susana el Martín Fierro a la Trayectoria: «Nos vamos entregando este premio la una a la otra (ya había sido para Legrand), para mí es un honor. Que hayas dicho cosas tan lindas, tan cariñosas. Somos parte de la historia de la televisión, somos familia”, reconoció Su.

Luego, a su turno, la Chiqui dijo: «Tengo ganas de hacer televisión (…) Ahí está Nacho, pregúntenle a él… que va a América, que va a El Trece, que va a Telefe… no sé nada, me parece que no voy a ninguno. ¿Quieren que vaya o no?«, jugó con los invitados. «Ya es hora de que trabaje, me encanta mi trabajo, me hace mucho bien», soltó, casi a modo de súplica.

«Me parece que no voy a ninguno», se resignó Mirtha, casi rogando por su vuelta a la pantalla.
Pero el libro de pases 2023 parece no haberle encontrado un destino en su grilla.

Y mientras la TV de aire supo apostar por el recambio generacional para la conducción masculina, las conductoras que merodean los 50 o están por debajo de esa línea se lucen, pero tienen en ellas dos una suerte de techo conceptual.

Tanto es así que, sin estar en televisión, como ahora, juegan a seguir estando. Y, las que están, juegan a ser sus herederas, pero lejos están de que las consideren para hacer prueba de coronita, siquiera.

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS