10.8 C
Córdoba
16 junio, 2024

Con un discurso fuertemente antikirchnerista, Juan Schiaretti se lanzó como precandidato a presidente

En un acto en el céntrico Hotel Intercontinental, Juan Schiaretti lanzó este jueves su precandidatura a presidente, acompañado por su compañero de fórmula Florencio Randazzo. El gobernador de Córdoba fue el único orador ante un auditorio de unas 500 personas convocadas al evento.

A las 19 exactas ingresó Schiaretti al escenario de uno de los salones del hotel. E inició un discurso breve, que se extendió por menos de 20 minutos. El mismo fue de un contenido fuertemente antikirchnerista, sin menciones prácticamente a Juntos por el Cambio, espacio con el que se insinuó podía llegar a un acuerdo nacional de cara a las elecciones.

«Al deterioro de décadas que llevábamos, se le agregó la maldita grieta, que es la que nos tiene en un proceso de deterioro como país», comenzó el gobernador cordobés, que habló de un «cuarto gobierno kirchnerista», que impulsa la grieta agrediendo a la Justicia, poniendo en riesgo el orden institucional».

Schiaretti hizo en ese tramo una enérgica defensa de la Corte Suprema de Justicia. «En Córdoba jamás se nos ocurrió hacerle juicio a un juez de la Corte Suprema, y jamás se nos ocurrió no acatar un fallo de la Justicia», dijo, refiriendo a la decisión del gobierno nacional de no cumplir con el fallo del máximo tribunal que ordenaba la devolución de fondos de coparticipación a la ciudad de Buenos Aires.

Pero también responsabilizó al kirchnerismo del aumento de la pobreza, por haber gobernado durante la mayor parte de los últimos años de la democracia. Dijo que los índices económicos de este gobierno son peores incluso que los de la crisis de 2002, sobre todo en términos de ingresos.

En un discurso acelerado, a su estilo, Schiaretti también dio ejemplos de Córdoba en materia de planes sociales y piquetes. «No tenemos intermediarios», dijo sobre la asistencia a los sectores más vulnerables en la provincia. Y agregó, sobre el derecho a la protesta, que «termina cuando le corta derechos a otro».

Juan Schiaretti lanzó su candidatura presidencial. Foto: Federico Lopez Claro

Juan Schiaretti lanzó su candidatura presidencial. Foto: Federico Lopez Claro
Luego siguió cuestionando el sistema de retenciones móviles al sector del agro. «Hay que quitarle el pie de encima al campo, por eso trabajamos con el sector agropecuario», resaltó el mandatario de la provincia mediterránea, que no pudo presentarse como candidato en Córdoba, pero logró que su delfín político, Martín Llaryora, ganara la elección, por más de tres puntos sobre Luis Juez, de Juntos por el Cambio.

«Este modelo de 24 años en Córdoba acaba de ser apoyado nuevamente en las elecciones. A quienes quisieron poner de rodillas al peronismo, los cordobeses los relegamos al sexto lugar de las elecciones de nuestra provincia. Al peronismo cordobés nos quisieron colonizar en el kirchnerismo y ahora quieren colonizar al peronismo de todo el país. No hay que permitirlo», reflexionó.

Schiaretti cerró con un pedido: «Hagamos de nuestra patria el país que soñamos». Los presentes lo aplaudieron y corearon su apodo al grito de «Olé, olé, olé, Gringo».

Tras el acto, Schiaretti, Randazzo, Diego Bossio e Hilda «Chiche» Duhalde, estos últimos candidatos a diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires, brindaron una conferencia de prensa, en la que cada uno expuso los principales motivos por los que consideran que «Hacemos por nuestro país» será una fuerza competitiva en las próximas elecciones presidenciales.

Allí, consultado sobre una posible alianza con Horacio Rodríguez Larreta en un eventual ballottage, Schiaretti fue claro: «Nosotros aspiramos a competir en la segunda vuelta, tenemos confianza, pero ni por asomo pensamos bajar nuestra candidatura». Y habló de Sergio Massa: «Es la expresión del fracaso del cuarto gobierno kirchnerista». «Nosotros no tenemos nada que ver con el kirchnerismo», opinó, descartando todo tipo de vínculo futuro.

El gobernador cordobés también aprovechó para pegarle por elevación al Gobierno. «Estuvieron siete años para hacer un gasoducto; nosotros en un año y medio hicimos uno de una dimensión mucho mayor en Córdoba». Y dijo además que «las empresas públicas no pueden dar déficit».

También se refirió a las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional. «El Fondo tiene una actitud laxa frente al gobierno nacional», sostuvo. Y consultado sobre la gestión de Mauricio Macri como presidente, sostuvo: «También fracasó, es uno de los grandes responsables de esta situación, y eso se marcó en pedir auxilio al Fondo».

Hizo además una enérgica defensa de Randazzo y Bossio como candidatos de su espacio, más allá de que fueron parte de los gobiernos de Cristina Kirchner. «Fueron ejemplos de una muy buena gestión», dijo, resaltando el trabajo de ambos, en Interior, Transporte y ANSeS, respectivamente. 

Randazzo, en tanto, dijo que tiene «muchas expectativas por construir una alternativa, un espacio político diferente a la grieta». Y sostuvo, en esa línea: «Si la discusión es entre el kirchnerismo y el macrismo estamos perdidos como sociedad».

Entre los presentes en el auditorio, hubo históricos del peronismo como José Antonio Romero Feris, ex gobernador de Corrientes, el senador nacional «Camau» Espínola, o el diputado nacional Alejandro «Topo» Rodríguez.

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS