16 C
Córdoba
21 junio, 2024

El director de la NASA firma un acuerdo con Argentina: «Hay una carrera espacial entre China y Estados Unidos»

El número uno de la NASA, la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio, Bill Nelson llegó a la Argentina el miércoles y este jueves comenzó su agenda con un encuentro con la prensa Argentina. 

Siendo figura con una trayectoria inmensa en la carrera espacial, fue astronauta, varias veces legislador, entre ellas tres veces elegido senador por La Florida, se presentó ante los periodistas diciendo que estaba de viaje por Colombia y Brasil, donde se vio con el presidente Lula da Silva. Y recordó que su agenda en la Argentina comprende, además de entrevistas con el presidente Alberto Fernández, y los ministros Daniel Filmus (Ciencia y Técnica) y Santiago Cafiero (Canciller), también viajes a Bariloche y Córdoba, donde se va a encontrar con las autoridades de la CONAE y el Invap.

«Nosotros queremos que Argentina sea un socio en muchos de nuestros proyectos espaciales en las cuestiones en las que nos podemos estudiar, como hacemos con muchos otros países del mundo, y que nosotros podemos aprovechar esa información para comprender qué está sucediendo con el clima en la tierra«, dijo.

Recordó además que brindan información científica de los satélites de la NASA «para ayudar a los agricultores con sus cultivos«, para poder detectar enfermedades en los cultivos, enfermedades en los árboles, para ayudar a prevenir también incendios forestales.

Nelson, durante la conferencia de prensa en Ingeniería, este jueves. Foto Guillermo Rodríguez Adami

Nelson, durante la conferencia de prensa en Ingeniería, este jueves. Foto Guillermo Rodríguez Adami
«Podemos determinar el contenido de humedad en el suelo para que el agricultor sepa qué plantar en ese terreno en particular. Y podemos predecir sequías e inundaciones», dijo en su reportaje con medios argentinos. «necesitamos salvar el planeta Tierra», dijo sobre el final. 

–Funcionarios del Gobierno ya dan por confirmado que Argentina se va a adherir al proyecto Artemis, que integran 27 países y que lidera Estados Unidos. ¿Qué piensa de ello? ¿Y qué representa también en términos tecnológicos, científicos y políticos teniendo en cuenta las tensiones que hay con China

–Primero, mi reunión con el presidente es a las 17 y ahí voy a escuchar la respuesta a su pregunta y ahí me enteraré. Espero. Mi esperanza es que Argentina se convierta en el país número 28 en firmar los acuerdos Artemis. ¿Qué son estos acuerdos? A medida que continuamos explorando el espacio y nos vamos alejando, vamos a volver a la Luna. Hicimos un vuelo de prueba alrededor de la Luna hace poco, vamos enviar una tripulación el año que viene, que va a rodear la Luna y el año siguiente vamos a enviar otra tripulación a orbitar la Luna, y después vamos a poder aterrizar o alunizar. Y vamos a tener dos astronautas: la primera mujer y el próximo hombre que van a caminar sobre la superficie de la luna. Y cuando volvamos a la Luna, después vamos a ir a Marte. Nosotros queremos tener un conjunto de estándares de sentido común, que todas las naciones participen en eso, en la exploración del espacio profundo. Eso son los acuerdos Artemis. Intenciones pacíficas, ayudarnos mutuamente, tener partes comunes para ayudar, por ejemplo, en rescates comunes en casos de desastres. No, acumular y decir ustedes manténganse afuera, esto es mío. En la Luna o en cualquier otro cuerpo celeste. Va a ser para propósitos internacionales. Esos son los acuerdos Artemisa y Wendy.

Bill Nelson, el número uno de la NASA, en una rueda de prensa con periodistas argentinos en la residencia estadounidense en Buenos Aires, este jueves 27 de julio.

Bill Nelson, el número uno de la NASA, en una rueda de prensa con periodistas argentinos en la residencia estadounidense en Buenos Aires, este jueves 27 de julio.
–¿Y sería tecnológicamente un cambio para Argentina? Digamos, ¿ustedes van a proporcionar algo nuevo para Argentina?

–Bueno, no, eso va a venir según cada proyecto individual. Por ejemplo, cuando hagamos uno de esos otros satélites que miden la salinidad, bueno, tal vez vamos a hacer otra cosa. Es decir, alianzas conjuntas individuales sobre transbordadores, por ejemplo. Eso es una cosa. Pero qué recibimos o qué brindamos. No, no, no, esto depende de Argentina. Argentina decidió que esto es un conjunto de estándares para la exploración del espacio exterior y quieren participar en ese sentido.

Bill Nelson, el número uno de la NASA, en una rueda de prensa con periodistas argentinos en la residencia estadounidense en Buenos Aires, este jueves 27 de julio.

Bill Nelson, el número uno de la NASA, en una rueda de prensa con periodistas argentinos en la residencia estadounidense en Buenos Aires, este jueves 27 de julio.
–En cuanto al acuerdo de Argentina con China, el Observatorio de la Luna que tiene China en Neuquén. ¿Hay alguna objeción que ustedes vayan a hacer a la Argentina en esta visita?

–Primero, quiero describir qué es esa antena de comunicación para el espacio exterior. A medida que la Tierra gira, vemos que nos estamos comunicando con la Luna o nos estamos comunicando con Marte. A medida que la Tierra gira, necesitamos tener una antena que constantemente esté mirando, este plato enorme esté mirando hacia donde estamos comunicando. Por eso Estados Unidos tiene estas antenas de comunicación para el espacio exterior en tres lugares en la tierra. Tenemos una en Madrid, en España, en Europa. Tenemos otro en California, en Estados Unidos, y después tenemos otra del otro lado de la tierra, en Australia, en Canberra. Entonces, a medida que la tierra va girando, siempre una de nuestras antenas está mirando hacia allí. Entonces yo supongo que esa antena del espacio profundo que tiene China en Argentina es con ese fin. Ahora, nosotros sabemos, por ejemplo, que China ya fue a Marte. Son el segundo país que estuvo en Marte, que tuvo éxito y logró aterrizar en Marte. Ese robot no duró mucho tiempo, pero es un logro muy importante. O sea, ya pueden hablar con Marte. Sabemos también que China aterrizó en la Luna del mismo modo. Yo creo que hay una carrera espacial entre China y Estados Unidos.

–Lo seguimos escuchando…

–Bueno, nosotros vamos a volver a la Luna después de medio siglo a un lugar diferente sobre la luna. Vamos al Polo Sur. ¿Por qué vamos al Polo Sur? Porque nosotros sabemos, gracias a nuestros telescopios y a nuestras naves que orbitan la luna, sabemos que hay agua allí. Y sabemos que hay hielo. Y hay hielo en constante sombra. Está la sombra constante. O sea, siempre es la oscuridad. En ese lugar hay estas grietas en el Polo Sur… Hemos visto el hielo en esos lugares oscuros. Si hay agua en abundancia de nieve, entonces tenemos hidrógeno y oxígeno. Tenemos combustible para cohetes. Y por eso China anunció que va a ir al Polo Sur. Nosotros vamos al Polo Sur. Nuestra misión es hacer nuestra misión internacional. Es una misión con fines pacíficos para toda la humanidad. Ustedes deciden cuál es la misión de China. Eso decídanlo ustedes. Yo no se los voy a decir. Pero por eso eso, vamos al Polo Sur de la Luna y por eso China tiene esa antena que está ubicada en Argentina. Así que, ¿cuál es el rol de Argentina? Bueno, yo eso no lo puedo decir en realidad y realmente no puedo hablar tampoco por lo que es de lo que está haciendo China, excepto lo obvio que acabo de describirles.

–El expiloto de la Marina estadounidense y ex oficial de inteligencia David Grusch declaró este miércoles en el Congreso que Estados Unidos había rescatado restos biológicos no humanos de objetos voladores no identificados (OVNI) que mantiene ocultos en lugares estratégicos. El Pentágono no lo negó. ¿Cuál es la posición de la NASA?

–He visto y he hablado con los pilotos de la Armada. Esto fue más o menos en 2004, en San Diego, fuera de San Diego, sobre el Pacífico. Y ustedes vieron esos videos que vieron los pilotos de la Armada. Yo hablé con toda la gente en el Pentágono. Así que yo decidí, como director, administrador de la NASA, ver esto desde un punto de vista científico. Y tenemos que verlo también desde un punto de vista de nuestros sensores científicos que están en el espacio, y ellos son los que recogen información. Entonces creamos un panel de una docena más o menos de científicos muy prominentes, y ellos están deliberando en este momento y a fines de este verano nuestro, digamos, van a informar al respecto. Así que voy a esperar hasta ese informe. Pero si me hacen esa pregunta, ¿en el universo ahí afuera hay vida?

Le hago esa pregunta a mis científicos también. Uno entiende lo grande que es el universo. Tiene 13.800.000.000 de antigüedad y en nuestro nuevo telescopio James Webb hemos recibido información sobre la formación de las primeras galaxias hace unos 300 millones de años. Así que piensen qué larga es esa distancia. La luz viaja 186 millas por segundo. Y la luz que recibimos en el telescopio James Webb estuvo viajando durante 13.500.000.000 de años. Es un espacio muy grande. El universo es muy grande. Así que yo le pregunto a los científicos cuál es la probabilidad matemática de que haya en el universo otro sol o una estrella mediana con un planeta rocoso mediano que orbita alrededor de ese sol, que esté a la distancia correcta como para no estar demasiado caliente ni demasiado frío, que esté inclinado sobre su eje para tener verano e invierno y que tenga la composición química basada en carbono para crear una atmósfera habitable. Y los científicos me dijeron matemáticamente la probabilidad es de uno en más de 1 trillón o más de 1 billón de esas oportunidades. Y en un universo que es tan grande ¿eso tiene algo que ver con esto? No sé.

–¿Cuál es su opinión personal?

–Si me preguntan cuál es mi opinión personal, si hay vida en el universo, yo diría que los científicos con bastante precisión nos dirían que la probabilidad es de uno en 1 billón de que haya otra tierra buena como nuestro planeta, que puede crear vida gracias a lo que nosotros estamos buscando. Nosotros estamos buscamos vida, eso está en el contrato regulatorio de la NASA. Nosotros estamos en este momento, estamos cavando en Marte con el robot que se llaman Perseverance  cavando con unos tubos de titanio y tenemos 42 tubos de estos. Unos 30 van a estar en el robot y diez ya se colocaron sobre la superficie, Están cavando para ver cómo es la tierra, ¿no? Y bueno, también van a cavar en diferentes lugares cerca de la boca de lo que era un río que llegaba a un lago. Entonces, cuando volvamos a principios de los de la década del 2030 y traigamos estas muestras de los tubos de titanio a la tierra vamos a ver si hay evidencia de que hubo vida. Vamos a los asteroides… Nosotros tenemos una muestra que está viniendo de un asteroide rocoso que va a llegar en septiembre. Y nosotros pensamos que es un asteroide rocoso, nada más. Pero vamos a ver si hay algún tipo composición química que indique que este asteroide o viene de otra cosa o chocó contra algo que tenía vida. Así que, bueno, eso es parte de nuestra carta, de nuestro mandato. Buscar vida líquida.

MG

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS