20.3 C
Córdoba
14 junio, 2024

Cambios en Harvard: cómo afecta el fallo de la Corte de EE.UU. a los argentinos que quieren estudiar allá

«Pone fin a la diversidad de conocimiento», dijeron a Clarín argentinos que lograron estudiar en la universidad de Harvard. Cuestionaron el polémico fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos que sentenció el final de la «discriminación positiva», que favorecía a las minorías raciales en el proceso de admisión.

Los jueces definieron este jueves que los programas de admisión en esa prestigiosa institución y en la Universidad de Carolina del Norte violaban la Ley de Derechos Civiles, que prohíbe la discriminación por raza, color de piel u origen nacional. 

Esto quiere decir que tanto en los colegios como en las universidades ya no podrán tener en cuenta el color de piel o el origen como base específica para admitir o no a los alumnos.

Se canceló entonces una decisión histórica, legislada desde la década de los 60, que promovía la diversidad, porque era tomada como un beneficio, un gesto de equidad para muchos estudiantes extranjeros en el acceso a la educación superior. Entre ellos, la comunidad latina.

¿Cuánto afecta a los estudiantes argentinos en el exterior? ¿Cuántos son en realidad? ¿Cuántos van a Harvard?

La cantidad de argentinos que estudian en universidades de Estados Unidos aumentó un 24,5% en 2022. Exactamente, según el último dato del Departamento de Asuntos Culturales y Educativos del Departamento de Estado de EE.UU., publicado en noviembre del año pasado, son más de 2.700 alumnos argentinos.

Parte del campos de la Universidad de Harvard.

Parte del campos de la Universidad de Harvard.
Argentina registró el crecimiento más significativo en términos porcentuales de Sudamérica. Este incremento retoma la tendencia al alza que el país había mostrado en los cinco años previos al comienzo de la pandemia, en los que más y más argentinos eligen instituciones de Estados Unidos para cursar sus estudios.

El avance coincide con los números positivos que reveló el informe a nivel general. En 2021/2022, la inscripción de nuevos estudiantes internacionales se recuperó y aumentó un 80%. De esta manera, Estados Unidos consolida su liderazgo como el principal destino para alumnos internacionales, con más de 948.000 casos.

¿Cuántos argentinos entran a Harvard? En Harvard College (es la escuela de pregrado), en líneas generales ingresa sólo un estudiante Argentino por año. Hay que tener en cuenta que a ese nivel entran menos de 1.000 personas al año.

En las Escuelas de Graduados, que son más de 10 escuelas, se suelen admitir entre 15 y 20 argentinos por año.

Qué dice Harvard tras el fallo

Una carta específica sobre este tema fue dirgida a la comunidad de Harvard y llevó la firma del presidente de la institución, Lawrence S. Bacow. Sin dudas, la postura es la de cumplir con el fallo judicial. Pero hay más aclaraciones.

«La Corte también dictaminó que los colegios y universidades pueden considerar en las decisiones de admisión ´la discusión de un solicitante sobre cómo la raza afectó su vida, ya sea a través de la discriminación, la inspiración u otros medios’. Ciertamente cumpliremos con la decisión de la Corte», explica Bacow.

Promete mantener la diversidad de su alumnado, porque es uno de «sus valores fundamentales».

«Harvard siempre debe ser un lugar de oportunidad, un lugar cuyas puertas permanezcan abiertas para aquellos a quienes se les habían cerrado durante mucho tiempo, un lugar donde muchos tendrán la oportunidad de vivir sueños que sus padres o abuelos no podrían haber soñado», sigue el texto, que cierra con una frase contundente: «Nada de lo sucedido hoy ha cambiado eso».

​Las críticas de los alumnos argentinos

“La ‘discriminación positiva’ favorecía a muchas minorías, no solo latinoamericanas, y consistía en enriquecer una conversación global con las trayectorias y con los problemas sociales que cada uno traía consigo”, consideró tras el fallo Joaquin Tomé, un egresado de la carrera de Ciencias Políticas de la Universidad Católica Argentina, que durante  2021 y 2022 cursó la maestría en Planificación Urbana en Harvard a través de la Beca Fulbright.

Presidió la Asociación de Estudiantes Argentinos en Harvard y señaló que “los efectos que va a tener esto a futuro son menos diversidad de voces y expresiones”.

Ahora cuenta a Clarín su interpretación de la carta con la que Harvard respondió a las críticas.

«De alguna forma y hace un tiempo, Harvard dejó de hablar exclusivamente de affirmative action o discriminación positiva para mencionar ‘diversidad’. Creo que la frase de Bacow, como las declaraciones de Claudine Gay (presidenta electa y pronta a asumir) refieren a que Harvard utilizará ese concepto de diversidad y la autonomía en el proceso de selección como un mecanismo de re asegurar la diversidad entre sus estudiantes», explica.

No obstante, cree que «seguramente en parte se vea reducido aunque no finalizado«.

¿Por qué? «No van a entrar sólo blancos elite de EE.UU. o asiáticos a partir de ahora, pero el concepto de diversidad y su aplicación será más difícil de aplicar que una cuota determinada de admisión».

Juan Ignacio Carranza, abogado recibido de la Universidad de Buenos Aires que postuló a la beca Mason Fellow para estudiar la Maestría en Administración Pública en Harvard, había contado a Clarín su propia experiencia.

Yo cuando apliqué no competía con el estudiante estadounidense o europeo, sino que con otros argentinos y latinoamericanos que estábamos en igualdad de condiciones a nivel desarrollo. Si no se pondera esa diversidad, un estudiante argentino puede verse perjudicado por esto, porque el valor agregado que damos en Harvard tiene que ver con traer la experiencia de nuestros países».

PS

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS