2.5 C
Córdoba
17 julio, 2024

Caso Loan Danilo Peña: los mensajes borrados del ex marino, la cuestión mística y los llamados a escondidas de Laudelina

Ariel Fernando Gálvez (48) nunca imaginó que por un mensaje en el que le pedían por Loan Danilo Peña, el nene desaparecido el 13 de junio en Corrientes, iba a terminar en una fiscalía federal, para declarar como testigo. Fue Daniel «Fierrito» Ramírez (49), uno de los seis detenidos por el caso, quien le mandó mensajes por WhatsApp para preguntarle si podía averiguar alguna «novedad«, con sus dotes de «vidente», sobre el chico de 5 años.

La cuestión mística, esotérica, pagana empezó a sobrevolar un expediente en el que sobran las operaciones, los rumores, las pistas falsas, la mano negra de los servicios de inteligencia, en el que falta responder lo más importante y urgente: ¿Dónde está Loan?.

El fiscal federal Mariano De Guzmán y la jueza federal Cristina Pozzer Penzo están enfurecidos por las filtraciones a la prensa de los resultados de las numerosas pericias que se están realizando.

En ninguno de los dos despachos, en Goya, a 80 kilómetros de 9 de Julio, se habla con los periodistas, a pesar de las maratónicas guardias que se desarrollan diariamente, las cuales son matizadas por los vecinos que aportan tortas fritas, empanadas de carne cortada a cuchillo, budines de quinoto y otras delicias culinarias para matizar la espera, con un ruego coincidente: «Por favor, no se vayan«.

Lo más importante de la jornada es que empezaron a trascender los resultados de las pericias a la veintena de celulares secuestrados en la causa. Entre ellos, al teléfono del marino retirado Carlos Guido Pérez (62), apuntado como el cerebro de la desaparición de Loan y preso al igual que su esposa, la ex funcionaria municipal María Victoria Caillava (52).

La Policía Federal volvió a allanar la casa de Pérez y Caillava en 9 de Julio, Corrientes. Foto: Fernando de la Orden / Enviado Especial La Policía Federal volvió a allanar la casa de Pérez y Caillava en 9 de Julio, Corrientes. Foto: Fernando de la Orden / Enviado Especial Lo que se supo es que borró mensajes, entre ellos uno con su ex mujer. Y no los borró así nomás, porque lo hizo con tanta eficiencia que no se pudieron recuperar. No dejó rastros.

En 9 de Julio también hubo nerviosismo durante toda la jornada. Allanaron la casa de Pérez y Caillava. ¿Buscaban algún movimiento en una construcción? Además, volvieron a realizar un operativo en el cementerio Sagrado Corazón de Jesús, que había quedado inconcluso el día anterior. ¿Pudieron haber llevado allí el cuerpo del nene si todo terminó en un crimen?

Caillava y Pérez, detenidos por el caso Loan.Caillava y Pérez, detenidos por el caso Loan.Laudelina Peña (45), la tía de Loan, quien instaló la teoría del «accidente» con la camioneta Ford Ranger blanca del ex capitán de navío de la Armada, recibió la visita de agentes de la Policía Federal que revisaron otra vez su casa, donde permanece con custodia las 24 horas después de los incidentes en el hotel alojamiento de Corrientes al que la habían llevado tras denunciar amenazas en la Justicia provincial, pese a que el caso había pasado al fuero federal.

La hipótesis de un «rito satánico» que tuvo como víctima a Loan, para al menos dos de las partes involucradas en el expediente, no hay que descartarla. La abuela Catalina Peña (86), quien organizó el almuerzo del 13 de junio en el paraje El Algarrobal, tiene un altar donde le reza a varios santos, como San Antonio y Santa Librada.

Mónica Millapi y Daniel Mónica Millapi y Daniel «Fierrito» Ramírez, detenidos por el caso Loan.Ramírez, un fiel devoto pagano, la veía asiduamente. Millapi, neuquina y de origen mapuche, no cree tanto en eso, pero lo acompañaba. La abuela de Loan no pedía mucho para hacer sus trabajos: algunas petacas de whisky.

Además de las dos parejas, siguen detenidos Bernardino Antonio Benítez (37), esposo de Laudelina, y el ex comisario Walter Adrián Maciel (43), acusado de encubrimiento y por desviar la investigación con pruebas plantadas.

José Peña, papá de Loan, reclama frente a su casa junto con los vecinos de 9 de Julio, Corrientes. Foto: Fernando de la Orden / Enviado Especial José Peña, papá de Loan, reclama frente a su casa junto con los vecinos de 9 de Julio, Corrientes. Foto: Fernando de la Orden / Enviado Especial Este jueves, el policía que vivía en una casa contigua a una parroquia, donde le dio asilo el cura Cristian González, para que dejara de dormir en el piso de la seccional, recibió una mala noticia: la Cámara Federal de Casación rechazó un habeas corpus presentado por su defensa y confirmó su traslado desde la comisaría de Goya hasta el penal federal de Salta.

Maciel acumuló denuncias de abuso de poder contra sus subordinados e, incluso, de abuso sexual contra una suboficial cuando trabajaban juntos en una dependencia rural en agosto de 2019.

Antonio Benítez, preso en el Chaco.Antonio Benítez, preso en el Chaco.Otra de las novedades del día fue la nueva declaración de Camila Núñez, esposa de Diego «Huevo» Peña, sobrino de José (papá de Loan), que había estado el martes en la fiscalía de De Guzmán. Pero esta vez fue al despacho de Pozzer Penzo, ya que la vez pasada se sintió «intimidada» por el trato que recibió.

Víctima de amenazas tras su declaración del martes, la mujer estuvo más de cinco horas en el juzgado y se subió a una camioneta escoltada por seis agentes de la Policía Federal y cuatro de la Prefectura Naval Argentina.

Camila, saliendo de declarar.Camila, saliendo de declarar.La acompañaron sus abogados Alan Cañete y Elizabet Noemí Cutaia. Esta vez no estuvo su hija, por la que dijo tener «miedo» y advirtió que «pudo haber sido «el objetivo» inicial del rapto de un chico que habría terminado azarosamente con Loan como víctima tras la salida del grupo hacia el naranjal.

Según pudo saber Clarín, la joven «recordó» algunas cosas del almuerzo, como que vio a Laudelina cuando se escondía para hablar por teléfono, ocultando algo.

El pedido por Loan. Foto: Fernando de la Orden / Enviado Especial.El pedido por Loan. Foto: Fernando de la Orden / Enviado Especial.Gálvez, el denominado «vidente», trabaja en un frigorífico de Gobernador Martínez, ubicado a 15 kilómetros de 9 de Julio. Tras la desaparición del nene, «Fierrito» le mandó dos fotos de Loan por WhatsApp, para ver si podía hacer algo para encontrarlo. Fue un testigo propuesto por Jorge Monti, defensor de Ramírez y Millapi.

El verborrágico abogado local caminó hoy hasta la fiscalía y el juzgado para expresar la preocupación por «Fierrito», tras una visita que le habría realizado en la Unidad Penal 7 de Resistencia, Chaco, su colega chaqueño Ricardo Osuna. Allí comparte celda con Benítez.

El El «vidente» Ariel Fernando Gálvez (48) declaró como testigo en el caso Loan Danilo Peña.Se trata de quien defendió, entre otros, a los piqueteros Emerenciano Sena y Marcela Acuña, además del hijo, César Sena, presos por el crimen de Cecilia Strzyzowski, víctima de un femicidio por el que el joven va camino a una prisión perpetua.

«Le dijo que él podía encargarse de que no la pase mal porque lo iban a trasladar a los pabellones comunes, donde lo están esperando los internos», sostuvo Monti.

Osuna le restó trascendencia a los dichos de su colega y volvió al penal este jueves por la tarde, donde consiguió la firma de Benítez para convertirlo en su nuevo abogado. Ya es el cuarto desde que está preso.

EMJ

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS