20.3 C
Córdoba
14 junio, 2024

Laboulaye: la mamá de Joaquín no cree en la hipótesis de la fiscalía e insiste en la participación de más personas

Sebastián Moro —juez de Control, Faltas, Niñez, Juventud, Penal Juvenil, Violencia Familiar y de Género de la localidad cordobesa de Laboulaye— habilitará la feria de julio para continuar con la investigación del crimen de Joaquín Sperani, el adolescente de 14 años asesinado a golpes hace más de una semana, presuntamente, por un amigo y compañero de la escuela, informó el Poder Judicial de la provincia de Córdoba.

En ese sentido, la Justicia indicó en un comunicado que la defensora pública, Mariana Ferreyra, visitó personalmente al menor acusado del homicidio en la sede del Centro de Admisión y Diagnóstico (CAD), de la capital cordobesa, donde permanece alojado. La funcionaria —señaló el Poder Judicial— cumplirá el rol de representante complementaria del adolescente en el proceso penal juvenil.

En tanto, Mariela Flores —la madre de Joaquín— habló nuevamente ante los medios de prensa locales. Acompañada por decenas de personas, la mujer volvió a cuestionar la falta de acompañamiento por parte parte de las autoridades políticas y pidió ampliar la hipótesis de la Fiscalía. Básicamente, la mamá sostiene que en el hecho participaron más personas.

“No creo en la hipótesis que maneja la fiscalía. No digo que no pueda ser cierto, pero tenemos muchas otras hipótesis”, dijo la madre. Flores, de igual forma, otra vez sostuvo que en la escuela a la que su hijo concurría había casos de bullying. Además, aseguró que se realizaron múltiples actas escritas que ella mismo firmó.

“Muchos adultos no hicieron lo que debían hacer. Pero tocaron al hijo de la persona equivocada, no soy de las que se callan. Esto va a servir para que no haya más ‘joaquines’, porque el acoso sucede en un montón de lugares”, declaró en diálogo con el medio local LV20 Radio Laboulaye.

“Estoy con dolor. Le prometí a mi hijo que mi cerebro y mi voz van a quedar intactos. Cuando se haga justicia me voy a tirar en una cama a llorar y a zapatear por lo que pasó. Mientras tanto, tenemos muchas hipótesis y no hay que descartar ninguna”, dijo.

Finalmente, pidió colaboración a los vecinos con la investigación: “Si saben algo, les pido que se acerquen al estudio de mi abogado”, afirmó.

La última imagen que hay del adolescente con vida es de una cámara de seguridad que lo toma junto a su amigo de la infancia, a metros del colegio. El 2 de julio el cuerpo del chico fue hallado en una casa abandonada a metros del centro educativo.

Ese mismo día, el amiguito de Joaquín confesó el crimen ante las autoridades. Según la autopsia, al adolescente lo mataron a golpes en la cabeza. Fueron más de 10 las veces que le pegaron, de acuerdo con lo que reveló la autopsia. La operación de autopsia fue realizada por la forense Ana Laura Peiovich. Los resultados son escalofriantes: Joaquín falleció a causa de un traumatismo de cráneo y sufrió un daño encefálico que le provocó la muerte inmediata.

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS