10.8 C
Córdoba
16 junio, 2024

N° 10 y capitán: el jugador que le pateó la cabeza al árbitro ya había sido echado de dos torneos por violento


Ocurrió el sábado en Avellaneda. El referí quedó inconciente en el momento pero ya fue dado de alta. La Justicia lo busca para tomarle la denuncia. El agresor podría ir preso.

La imagen provoca escozor y los primeros diez segundos son escalofriantes. El árbitro le saca la tarjeta roja al número 7 de «La Cortada» y acto seguido, fuera de foco, aparece corriendo el número 10 y capitán, le pega tres trompadas en el rostro al referí, que cae boca arriba y, en el piso, el agresor le patea la cabeza. Por el impacto, el silbato sale disparado de la boca del juez. La víctima quedó tendida e inconsciente.

Según pudo averiguar Clarín, el brutal episodio ocurrió el sábado, en el club Estación 98, de Sarandí, partido de Avellaneda, donde se juega un campeonato de fútbol 8 entre doce equipos.

Alrededor de las tres de la tarde sucedió el altercado que terminó con el salvaje ataque a Ariel -nombre de pila del árbitro. En el video que registró la secuencia se puede ver que el juez está por sacar una tarjeta al N° 7 de «La Cortada». Ante esa situación, el jugador lo empuja y el árbitro responde con la roja y da unos pasos hacia atrás.

El 7 toma envión como para ir a increpar nuevamente a Ariel, pero un compañero alcanza a atajarlo. No obstante, el «10» corre decidido y golpea al árbitro en la cara hasta hacerlo caer. Luego le da la patada brutal. Algunos jugadores se acercaron a asistir al árbitro mientras el agresor se retira caminando tranquilamente. En esos segundos nadie parece reprocharle nada.

El referí primero fue atendido por el personal médico que suele haber en este tipo de torneos y luego trasladado en ambulancia a un hospital de la zona. La víctima fue dada de alta el mismo sábado.

Un encuentro amigable en la previa: La Cortada vs El Rejunte. Los dos capitanes. El agresor Alexander Williams Tapón extiende su brazo hacia la espalda del árbitro.

Un encuentro amigable en la previa: La Cortada vs El Rejunte. Los dos capitanes. El agresor Alexander Williams Tapón extiende su brazo hacia la espalda del árbitro.
​El árbitro no realizó la denuncia y personal de la Comisaría 4° de Avellaneda lo está buscando para declarar. «Estamos tratando de dar con el paradero de la persona que organizaba los campeonatos para obtener las identidades, pero hasta el momento no tenemos nada«, afirmó el comisario Daniel Videla. «Lo único que tenemos es el video que circuló en las redes sociales y muestra la agresión claramente».

Un participante del torneo Estación 98, que por seguridad prefiere preservar su nombre, jugó también el sábado y fue dirigido por el mismo árbitro. «Es gente laburadora, que viene a ganarse un mango extra dirigiendo cuatro o cinco partidos por día. Nosotros lo tuvimos, como suele ocurrir hubo fallos discutidos, pero todo quedó ahí. Fue un partido tranquilo».

Sobre el agresor, Clarín pudo averiguar que se trata de Alexander Williams Tapón, de 24 años.

«Es del barrio Agüero, en zona sur, y es un pibe pesado, con antecedentes violentos, ya que fue expulsado de dos torneos antes de jugar éste. El primero era el que se jugó en Gerli, en el club Copa Río del Sur, y después hubo otro en el club Palá, en Avellaneda. De ambos lo echaron y para que te echen de un torneo por el que se paga bastante guita tenés que mandarte una cagada grave».

La Asociación Argentina de Arbitros, a la que no pertenecía el referí agredido, ofrece -de todas formar- el departamento de asuntos legales al damnificado.

La Asociación Argentina de Arbitros, a la que no pertenecía el referí agredido, ofrece -de todas formar- el departamento de asuntos legales al damnificado.
Llama la atención que la foto previa al inicio del partido se advierte al árbitro Ariel entre los dos capitanes de «El Rejunte» versus «La Cortada», donde juega Williams Tapón, el atacante. Pero en la imagen, a priori amistosa, se ve que tanto el número diez de remera negra como el referí extienden sus brazos por la espalda del otro, una secuencia que no haría presagiar la violencia desatada que se vivió media hora después.

Juan Gutiérrez, dueño del club Estación 98 se desligó del asunto aduciendo que él alquila el espacio a una persona conocida con el alias «Chili», organizador del torneo de fútbol y encargado de contratar a los árbitros. «Hemos solicitado las cámaras del lugar, pero nos dijeron que no se encuentran en funcionamiento». La UFI N° 4 de Avellaneda se encuentra motorizando la investigación que tiene la carátula «averiguación de ilícito».

Desde la Fiscalía señalaron que «se envió un oficio a la Asociación Argentina de Arbitros (AAA) para intentar dar con la persona agredida. Ni siquiera se acercó un particular damnificado (familiar) a hacer la denuncia. Si la hiciera, podríamos pedir la inmediata detención de la persona que pega la patada. Como no hay constancia de nada, nosotros decidimos actuar de oficio».

Ante la consulta de Clarín, en la AAA afirmaron que el referí atacado no pertenece a la Asociación. No obstante, enviaron un comunicado «repudiando enérgicamente la cobarde agresión y pidiendo la máximo rigurosidad posible». A la vez ofreció poner a disposición su departamento de asuntos legales.

MG

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS