10.8 C
Córdoba
16 junio, 2024

Le cancelaron la cita de una manera insólita y ella sacó una curiosa conclusión

La joven venía hablando con el chico desde hace algunos días, pero en el momento en el que tenían que confirmar el día y horario ocurrió algo inesperado.

16 de julio 2023, 12:36hs

Belén Falcucci contó cómo le cancelaron una cita a último momento y desarrolló una insólita teoría. (Foto: Instagram/Captura de Video)

Cancelar una cita siempre es un episodio indeseable para cualquier persona. Tanto para el que tiene que hacerlo como para el que es cancelado. Sin embargo, hay maneras y maneras de decirle y, en este caso, una joven argentina contó en TikTok cómo le cancelaron a ella.

“La semana pasada me cancelaron una cita de la peor manera”, comenzó el relato de Belén Falcucci. La joven explicó que la cita se había dado de una manera muy particular: un chico le contestó una historia de Instagram y le escribió: “¿Cuándo te voy a conocer?”. Esa respuesta dio lugar a una conversación en la que acordaron ir a tomar algo para conocerse.

Leé también: Una influencer argentina fue a un boliche porno-fetichista en Alemania y contó su impactante experiencia

Belén contó que no tenía una cita hace bastante tiempo y reveló que no le gustaba tenerlas, ya que la ponían muy incómoda. Además, desarrolló una insólita teoría: “Si sos rubia y estás con un rubio, está genial; y si sos morocho y estás con una morocha está perfecto. Pero no se combina y él era rubio”, dijo la joven de pelo negro.

Finalmente el martes quedaron en que se reunían el viernes por la noche, pero temprano, por un peculiar motivo: “Él pidió juntarse temprano porque el sábado juega al rugby. Así son los rugbiers”.

El correr de los días y un particular intercambio de mensajes hizo que la reunión confirmada se volviera inestable. “El miércoles subí una historia sin esperar que me la conteste, pero él me respondió y me puso ´¿Cómo estás para cortar semana hoy?´”. El joven le dijo que él al otro día, es decir el jueves, no tenía planes, pero ella lo rechazó: “Aflojá un poco, acá se labura”

Ese jueves por la mañana, con intenciones de reconfirmar el día y lugar para la cita, ella le preguntó: “¿Te ayudo a buscar lugar o conseguiste?”. A su vez, aclaró: “Le contesté eso para ponerle un poco de onda porque no me conocía y vive lejos”.

Pero la respuesta no llegaba y ella se preocupó. Abrió el chat de Instagram y se encontró con que el chico le había clavado el vsito. Lejos de tomárselo a mal, se imaginó que él había conseguido lugar para ir a tomar algo y esperó a retomar el diálogo el viernes.

“El viernes eran las 11 de la mañana y yo me preguntaba a qué hora me iba a decir el horario en el que se juntan”, relató la joven, sin imaginarse el triste final de la historia. Las horas pasaron y la mañana se transformó en tarde. La respuesta no llegó.

Leé también: Una estadounidense probó por primera vez un sándwich de bondiola argentina y tuvo una reacción inesperada

Así vivió esas horas Belén: “A las 6 de la tarde salgo del trabajo y 7.30 llego a mi casa, no me había mandado ningún mensaje todavía. Una amiga me dijo que le hable, pero el ya me había clavado el visto una vez”.

La insólita situación llevó a la joven a preguntarse: “Si me hablaste ayer para quedar el viernes temprano, ¿por qué no me hablás? Capaz esperaba que yo le hable, ni idea, pero un poco de interés te pido si querés salir conmigo. Esperaba el mensaje, pero pasaron las horas y me junté con mis amigas”.

“De esa manera me canceló. Yo le pedía un mensaje, que me diga que se le complicó, que no me haga quedar como una fracasada. Encima la cita se había reconfirmado el martes”, señaló la joven, quien estableció una curiosa conclusión: “No puedo estar con los rubios”.

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS